La competencia cerrada y dura entre Android e iOS

La competencia del siglo XXI en el ramo de la telefonía la tenéis aquí: iOS vs Android, en todo el planeta, los usuarios de teléfonos celulares utilizan estos dos sistemas operativos, los que usan uno, fustigan duramente el sistema operativo contrario y viceversa. La funcionalidad y la facilidad en el manejo de estos sistemas operativos es lo que los usuarios estáis buscando, razón por la cual, se ha probado a tener simultáneamente estos teléfonos antagónicos, un iPhone y un celular con Android. Tenéis aquí los resultados.

Lo primero que os diremos es que cada quien es libre de usar lo que quiera, el teléfono que quiera con el sistema operativo que quiera. Si estáis leyendo este post, seguramente tendréis dudas acerca de cómo se operan estos sistemas, porque seamos claros; la gran mayoría de los usuarios los usan es para tener las redes sociales operativas, tales como el Facebook, Instagram, Twitter, Snapchat, entre otros. Y algunos lo tienen simplemente para tener WhatsApp. La tecnología de punta que encierran los smartphones tanto de Android como el iPhone no es preocupación sino para los usuarios más expertos en la materia.

Lo que os podemos adelantar es que el sistema operativo Android es más abierto, es un sistema con el cual podrás hacer muchas cosas dentro de vuestro dispositivo, encaminadas al rendimiento del mismo y a mejorar y personalizar la interfaz de los usuarios, iOS os da ya un producto totalmente hecho, sin necesidad de cambios ni de forma ni de fondo, y vosotros tenéis la decisión si aceptar o no este sistema operativo.

iPhone resulta un dispositivo muy cómodo para tareas básicas

En este caso depende de cómo se vea, puesto que si usáis Android, os parecerá que es un sistema operativo muy fácil de usar, pero esto es relativo. Pero han pasado casos en los que los usuarios de iOS pasan a probar el sistema Android y no lo quieren ni ver, ni lo vuelven a mencionar jamás, la razón es porque la interfaz de la pantalla de inicio del iPhone ya tiene todas las aplicaciones cargadas en el mismo, además, cuando descargáis una, automáticamente se acomoda en los espacios vacíos, cosa contraria a Android, que tenéis que hacer toda esta secuencia manualmente. Los usuarios de Android no le ven dificultad a tener que configurar el cajón de inicio manualmente, pero tienen que hacer ya algunos pasos más que un usuario de iOS, por lo que no gusta demasiado a estos últimos.

Punto para Android: el hardware de los dispositivos de este sistema operativo son mejores

Si bien es cierto que los dispositivos con iOS necesitan menos RAM y menos procesador para funcionar a niveles óptimos, esto no es lo único. Se sabe que Android consume más recursos que iOS, pero cuando hablamos de herramientas y hardware, Android se lleva el premio. Versiones anteriores y básicas de este sistema operativo vienen con 64 GB de almacenamiento, en contraposición a lo que han ofrecido todos los iPhone hasta el 7, que viene con 64 GB. Por lo demás, en el mercado hay dispositivos Android con pantallas hasta de 2k, por lo que los dispositivos iPhone solo han quedado en FullHD. Otro punto importante de los potentes hardwares de Android es la batería, hay incluso dispositivos que doblan la duración de la batería con respecto a dispositivos de Apple como el iPhone 7.

Lastimosamente, los dispositivos con iOS son muy costosos para la calidad en software que tienen

O todo es buen software, esto debido a que, como os hemos expuesto líneas arriba, el hardware y el rendimiento de los mismos van de la mano, pero gastar tanto dinero en un dispositivo que si bien tiene un buen software pero en herramientas de hardware es básico, su batería se agota rápido, no tiene una resolución de pantalla top, no posee modo de carga inalámbrica, no sería una muy buena compra. En comparación, hay muchos dispositivos Android mucho más baratos y ofrecen mucha más calidad en el hardware, por lo que en cuestiones de coste – beneficio, los dispositivos Android salen mejor parados.

Pinchazo para Android: demasiados límites para las actualizaciones de su sistema operativo

Aún más que límites, inexistentes en muchos casos. Los fabricantes de estos sistemas operativos son independientes de Google, si no fuese así, de seguro que tendríais las actualizaciones de los sistemas operativos casi tan rápido como las de iOS. Pero no, la verdad es que la estadística marca que más de la mitad de los dispositivos Android no pueden ni podrán actualizarse, en contraparte de iOS, que casi la totalidad de sus usuarios, tendrán actualizaciones de sus sistemas operativos.

En definitiva; no hay un Sistema Operativo ni superior, ni más malo

Para dejar este problema zanjado, es que estos sistemas operativos se adaptan a vuestras necesidades, es decir, tendréis que estar muy claro en el tipo de software que os gustaría que tuviese el dispositivo y en función de eso y del rendimiento del mismo, debéis tomar vuestra decisión, este tipo de decision la tomaron en la empresa de cerrajeria y quedaron muy satisfechos, si queréis todo el control programático de vuestro smartphone, Android es el tuyo, si queréis la simplicidad, la seguridad de actualizaciones y aplicaciones ordenadas, lo de vosotros es iOS. Solo queda de vuestra parte saber elegir, esperamos que este artículo os vaya a servir para una futura compra con lógica y razonamiento.

Recommended Reading

Discuss