Mejores app para aprender idiomas

Gracias a las nuevas tecnologías y sobre todo a los smartphone, aprender idiomas será mucho más sencillo a partir de ahora. Por este motivo a continuación te vamos a mostrar algunas de las mejores app para aprender idiomas. Y es que gracias a las mismas podrás ver como aprender un idioma ya no es aburrido, sino que pasa a ser una tarea mucho más sencilla y sobre todo divertida.

Doulingo: esta app para mi es una de las mejores a día de hoy. Esto se debe a que es muy completa, es gratuita y sobre todo está en constante actualización, lo que la hace que sea una gran alternativa. En este caso podrás aprender diferentes idiomas, como puede ser el ingles, el portugués, francés o por ejemplo alemán.

El funcionamiento de esta app es realmente muy sencillo, lo que hace que te enganches y vayas aprendiendo el idioma sin ningún tipo de problema. Por este motivo, te recomiendo descargartela, ya que seguro que quedas 100% satisfecho o satisfecha.

Busuu: es otra app que te permitirá aprender una gran cantidad de idiomas, como puede ser Aleman, ingles, chino… Gracias a esta app, no solo podrás aprender lo básico de cada idioma, sino que también podrás hablar con personas de otras lenguas, con el objetivo de soltarnos en el idioma y conseguir aprender de manera divertida y rápida.

Voxy: si quieres aprender solo ingles, esta app la tienes que tener muy en cuenta, ya que es realmente muy profesional. Además, la misma te permitirá disfrutar de clases particulares con profesores nativos a muy buenos precios, con el objetivo de aprender el idioma con mayor calidad y de manera más rápida.

Wlingua: otra app dirigida a aprender ingles de manera profesional. Para ello podrás elegir entre los diferentes niveles, con el objetivo de comenzar a aprender el idioma con el nivel que ya tienes. Una vez elegido el nivel, ya podrás comenzar a aprender más ingles, gracias a que la app cuenta con más de 600 lecciones.

¿Es tan bueno el android lollipop?

Android Lollipop se ha ido introduciendo poco a poco pero con fuerza. Hay a quien le encanta y quien no acaba de verlo claro. Como todo, los gustos influyen mucho, pero lo que es innegable es que Lollipop ha ido mejorando de manera considerable. Las últimas actualizaciones han introducido algunos cambios interesantes.

Cambios destinados a hacer la experiencia de uso mucho más fácil e intuitiva. Un ejemplo: las notificaciones inteligentes. Aparecen en la pantalla como tarjetas desde las que se puede responder de manera directa. Notificaciones que aparecen incluso cuando se está utilizando el teléfono, por lo que nunca se pierde ninguna actividad.

Por otra parte, con Lollipop se visualizan las apps abiertas de una manera más dinámica y sobre todo, con una visión más amplia, que muestra tarjetas con más contenido de empresa cerrajeros cartagena.

Otra ventaja: las configuraciones rápidas que permiten, por ejemplo, controlar aspectos como el brillo o la rotación de pantalla. Útiles sobre todo para cambiar opciones de WiFi o Bluetooth sin necesidad de ir al panel de configuración

Y todo ello sin olvidar la posibilidad de optimizar la batería, ya que Lollipop tiene funciones para ahorrar energía, se puede ver lo que queda y también el tiempo de carga que restante.

¿Más ventajas? La posibilidad de proteger el dispositivo al compartirlo, gracias al modo de usuario invitado; la facilidad para ajustar la configuración para recibir menos notificaciones o priorizar aplicaciones.

También es cierto que las diferentes versiones de Lollipop han llevado a carreados algunos problemas de funcionamiento que, sin embargo se han ido corrigiendo. Y son las actualizaciones, por otra parte, uno de los aspectos que más molestias causan a los usuarios porque se suceden con muy poco tiempo de diferencia, algo que acaba creando confusiones.

Sea como sea, Lollipop llegó para quedarse y mejorar día a día, intentando que el uso de Smartphone sea cada vez más eficiente e intuitivo.

Cómo conectar tu tablet a tu móvil

Hoy en día los móviles ofrecen casi todas las prestaciones que se pueda imaginar, pero para determinados aspectos es necesario el ordenador o, al menos, una Tablet. Ahora bien, el gran problema es que la inmensa mayoría de estos dispositivos no se pueden conectar por sí solos a la red. Es decir, solo se puede utilizar internet cuando estamos en un lugar con señal de WiFi.

Sin embargo, sí cabe la posibilidad de “unir” la Tablet son el Smartphone para que la primera pueda navegar usando los datos del móvil. Es práctico, es sencillo y se puede hacer con cualquier tipo de tableta y de teléfono móvil que tenga tarifa de datos.

No es complicado enganchar ambos dispositivos. En el caso de que sean Android, lo primero que debes hacer es ir a los ajustes del teléfono y activar la zona WiFi portátil. En este punto puedes ponerle un nombre para reconocer tu dispositivo con facilidad e incluso puedes poner una clave. Tras ello debes encender esa red que has creado.

Ahora ya puedes conectar la Tablet. Tienes que encender el WiFi, buscar la red que acabas de crear, poner la contraseña y ya está, ambos dispositivos están conectados y puedes utilizar internet sin mayores problemas. Eso sí, el móvil gastará más batería y, evidentemente, consumirá sus datos.

En el caso de iPhone, debes ir a ajustes y seleccionar compartir internet (en este momento puedes cambiar la contraseña). Una vez activado, debes conectar la Tablet, buscar la red, introducir la contraseña y listo.

Tener la Tablet conectada al Smartphone permite que puedas trabajar o buscar información en prácticamente cualquier lugar, o incluso realizar operaciones y gestiones de todo tipo sin necesidad de ir buscando desesperadamente un lugar que disponga de WiFi. Es un gesto sencillo, que se hace en unos segundos y que te dará mucha más libertad a la hora de moverte por el mundo. ¡Pruébalo!

Samsung vs Huawei vs Iphone ¿Cuál elijo?

Nunca es fácil elegir el mejor Smartphone, en muchas ocasiones las prestaciones son parecidas o lo que se pierde en un aspecto se gana en otro. Además, no hay que olvidar que compañías relativamente jóvenes empiezan a despuntar en mercado y a hacer una seria competencia a las más asentadas.

Comenzamos por Huawei, con un nuevo modelo, el P9, destinado a competir con el Samsung Galaxy S7 y, cómo no, con el iPhone6. Este modelo tiene dos versiones con diferente ancho de pantalla, una de ellas con una medida de 5,2 pulgadas, prácticamente igual que el Samsung Galaxy S7, pero por encima de las 4,7 del iPhone. En lo que ganan los de Apple es en resolución, ya que ofrecen pantalla HD.

En cuanto a la memoria, mientras que el iPhone dispone de 2 GB de memoria RAM, el modelo de Samsung ofrece 4 GB, uno más que el de Huawei. ¿Qué ocurre con la capacidad de almacenamiento? Depende de las diferentes versiones de cada modelo, oscilando entre 32 y 128 GB y con la posibilidad de ampliación con tarjetas SD.

En lo que no parece haber discusión es en que Samsung gana claramente en lo que a fotografía se refiere. Esta compañía ha conseguido que las cámaras incorporadas a sus Smartphones ofrezcan una calidad de imagen increíble. El Galaxy S7 tiene un sensor de 16 megapíxeles, mientras que los otros dos modelos, el de Huawei y el iPhone se quedan en 12 megapíxeles. Sin embargo, en la cámara frontal gana Huawei con 8 megapíxeles, frente a los 5 de los otros dos modelos.

Y lo mismo que ocurre con la memoria y la cámara ocurre con el resto de prestaciones de los dispositivos. A la hora de elegir entre Samsung, Huawei i iPhone todo dependerá del uso que se vaya a dar al Smartphone y, como no, del precio que cada uno esté dispuesto a gastarse, aunque lo cierto es que las diferencias no son demasiadas.

La intimidad en internet

La tecnología nos ha facilitado mucho la vida, al igual que el internet, incluso hoy en día podemos hacer casi de todo a través de estas plataformas, desde pedir una pizza hasta hablar con un amigo en el otro lado del mundo. Pero así como estas cosas han cambiado nuestra intimidad también lo ha hecho y es que hoy en día puedes conocer prácticamente todo de una persona sin conocerla en realidad y eso es algo que debemos tener en cuenta.

Las redes sociales son muy buenas, nos entretienen, nos informan y nos mantienen en contacto con nuestras amistades, pero muchas veces pasamos por alto nuestra seguridad y nuestra intimidad en estas. Por eso en este artículo te daremos una serie de consejos para que cuides tu intimidad en las redes sociales:

  • Datos personales: Algo que nunca debes hacer en ninguna red social es divulgar tus datos personales, tales como tu dirección, número de teléfono, cuentas bancarias, entre otros y por supuesto mucho menos de ninguno de tus familiares o amigos.
  • Solicitudes: No aceptes solicitudes de personas que no conozcas, así veas que tengan amigos en común o cosas en común, si no conoces a esa persona realmente no debería estar en tu red social.
  • Contraseñas: Es recomendable que las contraseñas de tus redes sociales solo las sepas tú y si sospechas que alguien ha entrado a una de estas cambia las contraseñas de inmediato, otra recomendación es que tus contraseñas deben ser seguras es decir que no sean fáciles de adivinar y que no sean cortas.
  • Privacidad: Es bueno que configures tus redes sociales para que solo tengan acceso a estas tus amigos y conocidos, una buena recomendación es que tengas tu perfil privado.
  • Fotos: La fotos es algo que gusta a muchas personas, pero sin embargo si se trata de una que subirás a alguna red social te aconsejamos que tengas cuidado, la gente no debería saber qué estás haciendo en todo momento, ni mucho menos saber todas las pertenencias que posees.

Seguridad en internet

La seguridad en internet es un tema que se ha ido ampliando mucho en el día de hoy ya que en la actualidad casi todo lo hacemos con internet si nos fijamos un gran número de compras del mundo son a través de internet, los servicios tanto telefónicos, de televisión, de luz, entre otros se pueden cancelar por medio de internet.

Los teléfonos celulares de hoy tienen acceso a internet brindándonos la posibilidad de hacer casi cualquier cosa con estos y actualmente también tenemos la famosa moneda virtual como lo es el Bitcoin y no solo son compras las que se realizan por internet también existen varias organizaciones que transfieren información confidencial a través de internet, ahora bien nos preguntamos ¿Y la seguridad de todo esto?

Como comentamos al principio, este tema de la seguridad abarca cada vez más campos, se ha determinado que alrededor del 21% de consumidores en internet no finalizan sus compras por el miedo de ingresar datos personales y de tarjetas de crédito, por eso es tan importante que las tiendas online brinden seguridad a sus compradores y deban demostrarles que sus datos y sus transacciones están aseguradas.

Por suerte las compañías y organizaciones cuentan con tecnologías y herramientas que garantizan la seguridad, un ejemplo de estas es la tecnología Transport Layer Security (TSL) que en español sería seguridad de la capa de transporte, es un protocolo criptográfico que brinda comunicaciones seguras por una red, normalmente por internet. Este protocolo aporta autenticación y privacidad de cierta información que sea enviada de un extremo a otro a través de Internet mediante la criptografía. Para decirlo de una forma más clara este protocolo nos asegura que estamos interactuando con la persona o la página que realmente es y evita que la información que se está compartiendo sea interceptada y manipulada.

Pero por supuesto como todo en esta vida nada es perfecto, todos estos métodos, encriptaciones, softwares, organizaciones y demás sistemas de seguridad alguna vez han sido vulnerados tal cual ocurrió en el 2014 en el que se conoce como el robo más grande del mundo cometido a través de internet en el que unos hacker rusos robaron aproximadamente unas 1.200 millones de combinaciones de nombres y contraseñas de unos 420.000 sitios web, así como también unos 500 millones de correos electrónicos esto con el fin por supuesto de generar grandes cantidades de dinero.

¿REALMENTE ESTAMOS TAN VIGILADOS?

Después del reportaje de La Sexta de hace unos días en el que la periodista Ana Pastor entrevistaba al más que codiciado Edward Snowden, vuelve a ponerse sobre la mesa el tema de la vigilancia que hacen determinados gobiernos, entre ellos el estadounidense principalmente, sobre la población.

Vivimos en una sociedad prácticamente creada por y para la tecnología. Hoy en día es casi impensable preguntar si alguien tiene teléfono móvil o televisión en casa, porque la realidad nos refleja que es absurdo, ya conocemos la respuesta; así como un ordenador o cualquier otro aparato electrónico.

Pues bien, sabemos que gracias a los avances ya conocidos, y seguramente gracias aún más a los que todavía no conocemos, es posible monitorizar a las personas a través de sus llamadas o mensajes, precisar con exactitud su posición gracias a las ubicaciones y GPS que incorporan dichos dispositivos o, hablando en plata, espiar conversaciones y rutinas de vida.

¿Qué hacemos ante semejantes ‘amenazas’?

La pregunta en realidad debería ser: ¿podríamos hacer algo para quedarnos fuera de este sistema?

No creo. Posiblemente si rechazásemos toda la tecnología que nos rodea a primera vista, seguiríamos expuestos a otra que ni nos imaginamos, porque ya es demasiado tarde para salir de un sistema en el que, literalmente, hemos nacido.

Pueden ser teorías de la conspiración, paranoias de gente que ha visto muchos documentales o amantes del pánico, pero lo que es cierto es que hoy en día se puede ‘hackear’ prácticamente todo, que pueden encender la cámara de un ordenador de las oficinas de cerrajeros coruña a traves de su pagina  https://www.cerrajeroscoruña.com o tu teléfono móvil y grabarte sin tu consentimiento, que vivimos rodeados de cámaras en las calles, gasolineras y establecimientos, y lo más importante, que todavía no sabemos nada de los grandes avances tecnológicos que se están llevando a cabo en este momento y que no conoceremos hasta dentro de unos años, pero los cuales ya se están probando…

Nuestro cambio de vida con Internet

No hay ninguna duda de que Internet ha cambiado nuestras vidas en los tiempos más recientes. Para informarnos sobre cualquier asunto histórico o de actualidad, antes era preciso adentrarse en una gruesa enciclopedia o hacerse con el periódico del día, mientras que ahora basta con hacer clic simplemente sobre el navegador que nos permite movernos por la Red.

ge-internetCada vez pasamos más horas en Internet, tanto para asuntos lúdicos como por exigencias del trabajo. En este escenario, debemos tener como premisa que Internet es más complejo de lo que a veces podamos pensar, e incluso encierra peligros y amenazas que suelen pasar desapercibidas para el internauta medio. Por ello, asegurarnos de tener en nuestra computadora un navegador seguro y de calidad es un primer paso muy recomendable.

Debemos contar con un navegador que proteja nuestra datos personales y que la mantenga bien alejada de los ataques de intrusos que podrían arrebatarnos información privada, datos, contraseñas… Quienes intentan atacar nuestra vulnerabilidad en la Red se valen de que estemos dotados de navegadores poco fiables, de manera que no naveguemos de forma segura.

Por ejemplo, aunque Internet Explorer pueda parecer un navegador clásico, anticuado y asociado a diversos fallos de seguridad, sus últimas versiones han ido subsanando fallos del pasado, lo que lo convierten en un navegador fiable. Google Chrome es un navegador complejo, ya que resulta muy difícil de atacar, a pesar de los múltiples fallos de seguridad que puede experimentar; la complejidad de Chrome hace que, por ejemplo, mediante la etiqueta x-frame-options, puedan evitarse los ataques de clickjacking.

Firefox, el navegador de Mozilla, tiene un pasado muy deficiente, ya que incluso tuvo que ser retirado del mercado por los problemas de seguridad que traía intrínsecos; no obstante, el afán por irse superando lo han colocado como uno de los navegadores más seguros del mercado, contando además con una comunidad de programadores detrás que trabajan duro por combatir las vulnerabilidades que se presenten. Por su parte, Ópera ofrece protección fiable contra los ataques de fishing y contra otros riesgos de la Red, mientras que Safari es el mejor navegador para Apple.

El cambio de hábito

La impactante llegada de Internet a los teléfonos móviles y la adicción consiguiente a las aplicaciones disponibles en diversos dispositivos, como iOS o Android, ha hecho que cambien las costumbres y los hábitos. Así, si antes era habitual ver en un autobús, en un tren o en una estación a una persona con un libro en la mano matando su tiempo de espera, ahora lo lógico será ver a esa persona con un teléfono en la mano.

También las distracciones que los teléfonos móviles causan al caminar por la vía pública o al ocupar espacios públicos han cambiado el mapa social. Por ejemplo, al ir al volante, muchos jóvenes pueden llegar a distraerse, siendo víctimas de una contemporánea causa de accidentes de tráfico y de mortalidad vial.

Para combatir esta nueva lacra y este contexto adverso ha aparecido la aplicación gratuita Mutting, cuya máxima aspiración es reducir los accidentes con motivo de una distracción con el móvil. Esta problemática social, que puede afectar a cualquier ciudadano, coloca en escena un nuevo peligro, por lo que lo idóneo sería conducir tener Facebook, Twitter o Whatsapp entre los dedos de nuestras manos.

Mutting, que puede descargarse en su versión beta en Google Play para Android, tiene la clave de su éxito en que logra almacenar todas las llamadas y notificaciones del móvil, pero una vez que la aplicación ha apagado la pantalla, anulado las vibraciones y callado el sonido de todas las distracciones que puedan haber aparecido en el transcurso de un trayecto al volante.

No hay que olvidar que mandar o recibir mensajes a través del teléfono móvil mientras se conduce puede llegar a multiplicar las opciones de tener un accidente de tráfico por veintitrés. A esto hay que sumar que en casi un 40 % de los accidentes que se producen en el Estado español el detonante es cualquier tipo de distracción. En este escenario, la innovación planteada por el equipo de Mutting parece una genial idea.

Utiliza tu movil como navaja suiza

Los teléfonos móviles, llegados a este año 2016, parecen haberse convertido en unos mecanismos sabiondos preparados para dar respuesta a cualquier inquietud que el usuario tenga. Así, encontramos aplicaciones capaces de reconocer el título de una canción de cualquier estilo de música que suene cerca del celular, aplicaciones capaces de descifrar el nombre de las estrellas y satélites que aparecen en el cielo nocturno o aplicaciones para afinar los instrumentos más insospechados.

Pero el ingenio y la originalidad de las aplicaciones que descargamos en nuestros teléfonos móviles -inteligentes y sofisticados o, simplemente, básicos- nos lleva a encontrarnos con sorpresas como las del Anti Mosquito, una app que combate las picaduras de los mosquitos en las madrugadas por medio de un sistema de frecuencias.

Otras aplicaciones como Idealista, famoso portal de la Red anteriormente, ayudan al usuario a encontrar piso y a ir conociendo en tiempo real las ofertas y los precios de inmuebles que van quedando a merced del potencial comprados en el mercado.

Lejos quedó ya aquello de enfadarse con el despertador cuando sonaba en las mañanas para obligarte a ir al trabajo; ahora, Timely Alarm Clock trae al usuario un armónico y exquisito sistema de alarma y cronometraje. Si lo tuyo es la música, mediante la aplicación Harmónica puedes ponerte manos a la obra a la hora de tocar la armónica; si, en cambio, el folk no es lo tuyo, sino la música pinchada de las discotecas, existe Cross Dj, la primera aplicación en Android destinada a profesionales, que, aunque es de pago, permite crear música con una buena cantidad de opciones al alcance del usuario.

Sin embargo, entre las apps más usadas del mercado aparecen las que son más conocidas por el gran público: Google Maps, Facebook y YouTube. Y es que corren tiempos en los que parece difícil resistirse a las virtudes de conocer gente, orientarse por lugares desconocidos o ver vídeos a través del teléfono, aunque a veces los inconvenientes y las distracciones de este nuevo escenario también sean evidentes.