Algunos secretos de por qué Facebook ‘me gusta’

Para explicar por qué Facebook se ha vuelto tan extremadamente popular necesitaríamos libros y libros, horas y horas de análisis sesudo. El caso es que esta red social ha conseguido cambiar la vida de las personas, canalizar buena parte del tiempo libre y de ocio de la sociedad y permear en todo tipo de franjas de edades y de estratos sociales.

Millones de personas ya tienen su perfil de Facebook, el cual visitan por lo general a diario. Entre los múltiples secretos del triunfo planetario de esta red social hay que destacar algunos de buena lectura sociológica. Facebook permite alardear ante los amigos, ser presuntuosos, recomendar cierta canción con aire de superioridad, gritar a los cuatro vientos esa opinión o comentario que antes no trascendía del sofá de casa.

Facebook es una gran consulta psicológica y tal vez esta sea una de las principales claves de su éxito. Los usuarios, como si fueran estrellas del rock o del fútbol, cuentan sus batallitas diarias y se sienten importantes, toda vez que hay otros usuarios que interactúan con ellos y que reaccionan a todo cuanto publican. Se acabó la sensación de soledad más absoluta del ser humano en la era contemporánea, ahora somos conscientes de que hay toda una comunidad que nos respalda y que nos da cierto calor en este mundo extraño y en este gran vacío existencial en el que la muerte de todos cuantos nacieron hace un poco absurda la vida.

Por ejemplo, antes ibas con la camiseta de un grupo de rock para enorgullecerte del buen gusto que tenías y para buscar la complicidad silencios por la calle de personas con un gusto similar; ahora basta con decir en Facebook que ese grupo te gusta y cuáles son sus canciones más mágicas, porque a partir de ahí lograrás la empatía de otros perfiles con el mismo “buen gusto” que tú. Facebook ha sabido leer el desamparo del ser humano en el mundo y le ha ofrecido un poco de calor para hacer la rutina simplemente más llevadera y acogedora.

Recommended Reading