Cómo conectar tu tablet a tu móvil

Hoy en día los móviles ofrecen casi todas las prestaciones que se pueda imaginar, pero para determinados aspectos es necesario el ordenador o, al menos, una Tablet. Ahora bien, el gran problema es que la inmensa mayoría de estos dispositivos no se pueden conectar por sí solos a la red. Es decir, solo se puede utilizar internet cuando estamos en un lugar con señal de WiFi.

Sin embargo, sí cabe la posibilidad de “unir” la Tablet son el Smartphone para que la primera pueda navegar usando los datos del móvil. Es práctico, es sencillo y se puede hacer con cualquier tipo de tableta y de teléfono móvil que tenga tarifa de datos.

No es complicado enganchar ambos dispositivos. En el caso de que sean Android, lo primero que debes hacer es ir a los ajustes del teléfono y activar la zona WiFi portátil. En este punto puedes ponerle un nombre para reconocer tu dispositivo con facilidad e incluso puedes poner una clave. Tras ello debes encender esa red que has creado.

Ahora ya puedes conectar la Tablet. Tienes que encender el WiFi, buscar la red que acabas de crear, poner la contraseña y ya está, ambos dispositivos están conectados y puedes utilizar internet sin mayores problemas. Eso sí, el móvil gastará más batería y, evidentemente, consumirá sus datos.

En el caso de iPhone, debes ir a ajustes y seleccionar compartir internet (en este momento puedes cambiar la contraseña). Una vez activado, debes conectar la Tablet, buscar la red, introducir la contraseña y listo.

Tener la Tablet conectada al Smartphone permite que puedas trabajar o buscar información en prácticamente cualquier lugar, o incluso realizar operaciones y gestiones de todo tipo sin necesidad de ir buscando desesperadamente un lugar que disponga de WiFi. Es un gesto sencillo, que se hace en unos segundos y que te dará mucha más libertad a la hora de moverte por el mundo. ¡Pruébalo!

5 consejos para ser el mejor en Tumblr

Tumblr es una red social de microblogging que durante esta década formó parte importante de la cultura hipster del internet entre adolescentes y adultos jóvenes, con gran variedad de contenido multimedia que logró ser reconocido al punto de que al momento de ver una fotografía profesional de cierto estilo, parecía algo “tipo tumblr”. Actualmente, la red ha pasado a un segundo plano entre las redes sociales ante la inmensa relevancia informativa de Twitter, el atractivo visual de Instagram y la red social del momento, SnapChat, pero aún conserva algo de contenido que vale la pena explorar de vez en cuando.

Aquí hay 5 consejos que te pueden ser útiles para prosperar en esta red:

  • Contenido de Calidad: Si eres usuario de Tumblr, ya sabes que todo el contenido de esta red es de calidad: Fotografías, arte, video, etc. Si quieres deslumbrar con contenido original o quieres compartir lo que te gusta, asegúrate de que cuente con la mejor resolución posible, así sea arte de 8-bits.
  • ¡Socializa!: Sabemos que es una red social en principio, pero a veces estamos tan distraídos con el contenido multimedia de la red que se nos olvida tratar con otras personas. Hay muchas personas que comparten tus intereses y gustos, y podrían convertirse en amigos, no le temas a la conversación.
  • Tu Perfil: Siempre es bueno tener un diseño de perfil con el que identifiques, y considerando que en Tumblr una gran cantidad de diseñadores se desenvuelven, lo más probable es que consigas ese tema que haga que tu perfil se vea genial e interesante.
  • Aporta Algo a la Red: Relacionado al primer consejo ¿Qué tal si comienzas a crear tu propio contenido? Si a través de Tumblr has desarrollado alguna pasión hacia el arte, sea escrita, visual, cinemática o auditiva, hay pocos lugares mejores que Tumblr para comenzar a compartir tus proyectos. Tumblr se ha convertido en una red donde los usuarios suelen comportarse de manera más empática, así que las críticas feas que siempre vemos en internet puede que las evites aquí, sólo exprésate y espera lo mejor.
  • No te Pases con el Contenido Subido de Tono: De nuevo, si eres usuario de Tumblr, lo más probable es que sepas de la gran cantidad de pornografía que circula ahí. Si te agrada, disfrútalo y compártelo, pero considera que hay personas que no van en busca de ese contenido. Una buena idea es tomar en cuenta las horas en las que cambias la tonalidad de tu contenido.