Seguridad en internet

La seguridad en internet es un tema que se ha ido ampliando mucho en el día de hoy ya que en la actualidad casi todo lo hacemos con internet si nos fijamos un gran número de compras del mundo son a través de internet, los servicios tanto telefónicos, de televisión, de luz, entre otros se pueden cancelar por medio de internet.

Los teléfonos celulares de hoy tienen acceso a internet brindándonos la posibilidad de hacer casi cualquier cosa con estos y actualmente también tenemos la famosa moneda virtual como lo es el Bitcoin y no solo son compras las que se realizan por internet también existen varias organizaciones que transfieren información confidencial a través de internet, ahora bien nos preguntamos ¿Y la seguridad de todo esto?

Como comentamos al principio, este tema de la seguridad abarca cada vez más campos, se ha determinado que alrededor del 21% de consumidores en internet no finalizan sus compras por el miedo de ingresar datos personales y de tarjetas de crédito, por eso es tan importante que las tiendas online brinden seguridad a sus compradores y deban demostrarles que sus datos y sus transacciones están aseguradas.

Por suerte las compañías y organizaciones cuentan con tecnologías y herramientas que garantizan la seguridad, un ejemplo de estas es la tecnología Transport Layer Security (TSL) que en español sería seguridad de la capa de transporte, es un protocolo criptográfico que brinda comunicaciones seguras por una red, normalmente por internet. Este protocolo aporta autenticación y privacidad de cierta información que sea enviada de un extremo a otro a través de Internet mediante la criptografía. Para decirlo de una forma más clara este protocolo nos asegura que estamos interactuando con la persona o la página que realmente es y evita que la información que se está compartiendo sea interceptada y manipulada.

Pero por supuesto como todo en esta vida nada es perfecto, todos estos métodos, encriptaciones, softwares, organizaciones y demás sistemas de seguridad alguna vez han sido vulnerados tal cual ocurrió en el 2014 en el que se conoce como el robo más grande del mundo cometido a través de internet en el que unos hacker rusos robaron aproximadamente unas 1.200 millones de combinaciones de nombres y contraseñas de unos 420.000 sitios web, así como también unos 500 millones de correos electrónicos esto con el fin por supuesto de generar grandes cantidades de dinero.