La intimidad en internet

La tecnología nos ha facilitado mucho la vida, al igual que el internet, incluso hoy en día podemos hacer casi de todo a través de estas plataformas, desde pedir una pizza hasta hablar con un amigo en el otro lado del mundo. Pero así como estas cosas han cambiado nuestra intimidad también lo ha hecho y es que hoy en día puedes conocer prácticamente todo de una persona sin conocerla en realidad y eso es algo que debemos tener en cuenta.

Las redes sociales son muy buenas, nos entretienen, nos informan y nos mantienen en contacto con nuestras amistades, pero muchas veces pasamos por alto nuestra seguridad y nuestra intimidad en estas. Por eso en este artículo te daremos una serie de consejos para que cuides tu intimidad en las redes sociales:

  • Datos personales: Algo que nunca debes hacer en ninguna red social es divulgar tus datos personales, tales como tu dirección, número de teléfono, cuentas bancarias, entre otros y por supuesto mucho menos de ninguno de tus familiares o amigos.
  • Solicitudes: No aceptes solicitudes de personas que no conozcas, así veas que tengan amigos en común o cosas en común, si no conoces a esa persona realmente no debería estar en tu red social.
  • Contraseñas: Es recomendable que las contraseñas de tus redes sociales solo las sepas tú y si sospechas que alguien ha entrado a una de estas cambia las contraseñas de inmediato, otra recomendación es que tus contraseñas deben ser seguras es decir que no sean fáciles de adivinar y que no sean cortas.
  • Privacidad: Es bueno que configures tus redes sociales para que solo tengan acceso a estas tus amigos y conocidos, una buena recomendación es que tengas tu perfil privado.
  • Fotos: La fotos es algo que gusta a muchas personas, pero sin embargo si se trata de una que subirás a alguna red social te aconsejamos que tengas cuidado, la gente no debería saber qué estás haciendo en todo momento, ni mucho menos saber todas las pertenencias que posees.

Tu trabajo en LINKEDIN

Allá donde hay una desgracia o una situación adversa para unos, nace la oportunidad para otros, bien para ganar dinero, para implementar una ayuda o para ambas cosas. Y es que las nuevas tecnologías, las aplicaciones para móviles, los servicios de las redes sociales y el nuevo contexto comunicacional, en general, se han encargado de cubrir necesidades de los usuarios.

La enorme tasa de desempleo existente en España ha sido, por ejemplo, la principal aliada del éxito de la red social Linkedin. A través de esta página, el usuario puede establecer su propia red de contactos profesionales, publicar su currículum vitae, mostrar su escala de intereses laborales, enviar su candidatura para un determinado puesto de trabajo o recibir la llamada de una empresa.

Linkedin permite al usuario publicar además su fotografía y actualizar su perfil, por lo que, si se da el caso, la empresa puede tener localizados los gustos, la ubicación y la trayectoria del aspirante a un puesto concreto.

En el universo de las aplicaciones para móviles, cada día se cubren más necesidades y potenciales carencias que pueda padecer el ciudadano. Continuando en esta línea de búsqueda de empleo que comentábamos con Linkedin, podemos referirnos a la aplicación Job Today, que es sin duda una nueva forma de concebir las relaciones entre los demandantes de mano de obra de trabajo y los demandantes de empleo.

El usuario de Job Today puede indicar cuál es su situación geográfica para, a continuación, ver cuáles son las ofertas de trabajo que mejor se adaptan a su perfil y a su zona. Todo sucede de una forma ciertamente informal, llegando a existir incluso la opción de que empresa y aspirante al puesto de trabajo entablen una conversación fluida a través de un chat, algo que es sin duda uno de los éxitos de esta aplicación que cada vez cuenta con más miembros.

Twitter I el revolucionario

Es cierto que las nuevas tecnologías y los avances cibernéticos de los últimos veinte años han cambiado por completo el escenario comunicacional. Diversas redes sociales han ido apareciendo en este tiempo, significando esto una auténtica ruptura con el escenario tradicional en el que las relaciones interpersonales se desarrollaban.

Pero si hay una red social cuyo impacto social ha ido todavía más allá, esa es Twitter. Esta red permite la interconexión de los usuarios, pero las posibilidades que ofrece han propiciado incluso que las bases del periodismo tal y como lo conocíamos se hayan movido.

Twitter se ha convertido en una de las fuentes de información a las que más recurre el periodismo en la actualidad. Donde antes se realizaban entrevistas para conocer qué pensaban sobre un partido de fútbol los jugadores o sobre un acontecimiento de alcance nacional los políticos, ahora se ha interpuesto Twitter.

Basta con adentrarse en esta red social para conocer de primera mano qué está pensando una celebridad, un responsable político, un artista o un simple ciudadano ajeno. Los diferentes perfiles personales van arrojando a través de los tweets un reguero de información de la que tanto los usuarios como los profesionales de la información pueden nutrirse.

La labor del periodista queda en entredicho en muchas ocasiones al acaparar Twitter los focos; a veces no es necesario bombardear a preguntas para sacar un titular del protagonista, sino que basta con ver cuál es su última publicación en esta red social. La exclusividad de la noticia suele perderse en estos casos, teniendo en cuenta además que en muchas ocasiones se desvelan datos u opiniones que el protagonista en cuestión había decidido reservarse antes los medios. Pero no solo los periodistas usan twitter para informarse y dar informacion, como son los cerrajero Valencia, quienes informan y se informan de todo lo que sucede en el mundo.

En la parte negativa de Twitter encontramos también algunos puntos. Algunos perfiles basan su contenido en una determinada persona pública, a la que acaban vilipendiando con total impunidad. La calidad del debate en Twitter suele ser pobre, toda vez que gente que no está verdaderamente informada de las cosas se lanza a opinar con un albedrío desbocado.

Seguridad en internet

La seguridad en internet es un tema que se ha ido ampliando mucho en el día de hoy ya que en la actualidad casi todo lo hacemos con internet si nos fijamos un gran número de compras del mundo son a través de internet, los servicios tanto telefónicos, de televisión, de luz, entre otros se pueden cancelar por medio de internet.

Los teléfonos celulares de hoy tienen acceso a internet brindándonos la posibilidad de hacer casi cualquier cosa con estos y actualmente también tenemos la famosa moneda virtual como lo es el Bitcoin y no solo son compras las que se realizan por internet también existen varias organizaciones que transfieren información confidencial a través de internet, ahora bien nos preguntamos ¿Y la seguridad de todo esto?

Como comentamos al principio, este tema de la seguridad abarca cada vez más campos, se ha determinado que alrededor del 21% de consumidores en internet no finalizan sus compras por el miedo de ingresar datos personales y de tarjetas de crédito, por eso es tan importante que las tiendas online brinden seguridad a sus compradores y deban demostrarles que sus datos y sus transacciones están aseguradas.

Por suerte las compañías y organizaciones cuentan con tecnologías y herramientas que garantizan la seguridad, un ejemplo de estas es la tecnología Transport Layer Security (TSL) que en español sería seguridad de la capa de transporte, es un protocolo criptográfico que brinda comunicaciones seguras por una red, normalmente por internet. Este protocolo aporta autenticación y privacidad de cierta información que sea enviada de un extremo a otro a través de Internet mediante la criptografía. Para decirlo de una forma más clara este protocolo nos asegura que estamos interactuando con la persona o la página que realmente es y evita que la información que se está compartiendo sea interceptada y manipulada.

Pero por supuesto como todo en esta vida nada es perfecto, todos estos métodos, encriptaciones, softwares, organizaciones y demás sistemas de seguridad alguna vez han sido vulnerados tal cual ocurrió en el 2014 en el que se conoce como el robo más grande del mundo cometido a través de internet en el que unos hacker rusos robaron aproximadamente unas 1.200 millones de combinaciones de nombres y contraseñas de unos 420.000 sitios web, así como también unos 500 millones de correos electrónicos esto con el fin por supuesto de generar grandes cantidades de dinero.